20.10.06

 

¿Depilarse con cera, duele más que hacerlo con track?

Por Lucas Moreno

Encomiable ejemplo de devoción y religiosidad fue mi abuela Juan Bernardo.La mártir, encorvada en su banqueta destartalada, en el fondo del patio,pasaba la mayor parte del tiempo murmurando sus padrenuestros y avemarías…
¡Y cómo dejaba calentar la cera para depilarse esa cristiana!
En uno de mis más añejos recuerdos, me encuentro mirando absorto un tarro de cera sobre una hornalla. La espesa sustancia burbujeaba furiosa, y cadaburbuja, al reventar, exhalaba una correntada infernal. Mi corazón palpitabadesbocado cuando presentía el atroz uso que se le daría a esa pócimahechizada.
La abuela Juan Bernardo se quitaba plácida y metódicamente sus medias denylon junto con sus medias de algodón, su larga pollera negra y su bombachabarrocamente bordada… Cerraba sus ojos y… ¡Había que verla empastándose esa lava verdosa! Emitía unos chirriantes “ay, ay”, pero inmediatamentesuspiraba con particular satisfacción, la satisfacción de un dolor merecido.La cera se petrificaba en su pierna, luego farfullaba: “Santa Maríapurísima, sin pecado concebida” y… ¡zás! Huelgan las descripciones.Sí, adicta a la depilación con cera era la abuela. A veces llegaba adepilarse dos veces por día y en su lecho de muerte, para anonadamiento desacerdote amigo, suplicó por un chorro de cera hirviendo en su entrepierna.
Pero la práctica de la depilación no es una práctica que se deje anquilosar;es ella una poderosa metáfora de la condición femenina dentro del procesohistórico. La práctica de la depilación, con el paso del tiempo, adquirióricas variantes y experimentaciones.
Veamos si no, dos generaciones después, a mi hermana Santiago. Jamás supo de qué se trataba la cera. Ella arrasaba su pilosidad con una futurista track.¡Listo! ¿Dolor? ¡Ninguno! ¿Tiempo empleado? ¡Minutos, nada de contemplación!
Las filosas hojas se deslizaban por su tersa piel, y no sólo por sus piernaso sus axilas, las hojas también flotaban por su bajo vientre, subíanacariciándole los abdominales, resbalaban entre sus senos, tropezaban conlos labios, saltaban la nariz, se detenían insistentes en sus cejas, y luegodepredaban todo pelo hasta desembarcar en la nuca.
Mi hermana Santiago no sólo borraba todo índice de animalidad, sino quellegaba a despojarse de toda individualidad. Luego de pasarse la track, setransformaba en un ser genérico, su aspecto era frío y metálico. Y no setrataba de un mero look despojado, oscuro y minimalista, esa estética lainvadía, condicionaba sus ademanes, sus palabras, sus actos… su vida, endefinitiva. ¿Verla sonreír, llorar? ¡Nunca! Suprimía cualquier tipo deemoción. Así se largaba, encorsetada en cuero negro, a tener relacionessexuales con quien sea.
Se suicidó.
Cortándose las venas con una track, demás está decirlo.
La depilación, esa práctica consistente en quitar el tapiz del cuerpo, seconvierte paradójicamente en la práctica del ocultamiento. En ambos casos,con sendas tecnología depilatorias, las mujeres cubrían simbólicamente ladesintegración del Yo femenino. La vieja utilizaba la depilación como elreforzamiento de la ideología cristiana; la joven, utilizaba la depilacióncomo política del cuerpo, para una rebelión posmoderna a favor de laliberación sexual… Y cuidado, porque las dos estaban profundamenteconvencidas en sus ideas, y la depilación era sin duda un espacio liberador.Cada pelito anulado era un canto al propósito de la mujer en este mundo.Pero cabe preguntar, ¿han estado ellas en lo correcto? ¿No es la depilaciónuna dimensión tensa, una tecnología que las mujeres consideran a suservicio, pero que macabramente imponen una estética coercitiva?Mayor claridad imposible: la mujer, al no tener pelos, no tiene los mismosderechos del hombre. Depilarse es marcar la alteridad, hacer patente elcarácter de artificio del cuerpo femenino, y por ende, su alma. Ladepilación somete a la mujer, la encarcela y extiende la dominaciónmasculina.
¿Qué duele más, depilarse con cera o con track? Más nos duele esta realidadcultural.

MiniBio: Lucas nació cuando regresó la democracia al país, y no es exageradover en su persona la reencarnación de los valores democráticos: para él,todos tienen libertad de expresión y de pensamiento, todos son iguales, sindiscriminar sexo, raza o religión, y, por supuesto, todos tienen el derechode llevar a cabo sus proyectos genocidas.En el 2004 y 2005 publicó un par de libros, pero ya no quedan más, qué levamos a hacer. Sin embargo, está preparando una extensa novela, que va a ser una masa. Se llamaría El Movimiento, acuérdense para cuando salga.

Comments:
toda mujer deberia nacer lampiña. creo que no hace falta que aclare mas.
 
para el dia de la madre las ofertas de regalos en todos lados eran máquinas de sacar pelos. concha peluda, que tienen contra la mujer bigotuda que los parió??
 
Bienvenido al sistema, novelistade...
 
...espero que no sea "de mierda", o "del orto".
Pero ha visto usted, Pablo? Ya me hice un chocita en esta pintoresca aldea global.
¡¿Y por qué están las letras de mi texto pegadas, carajo, si yo apreto con furia la barra espaciadora?!
 
Si, pero tenes suerte.
Eso le da una forma extraña al texto.
LLama todavia mas la atencion.
Guille dijo que se cagó de risa con la foto.
 
Aguanten las europeas y sus inhóspitos
bosques sobacales!!!!

Buenísima la foto!!!
 
No sólo con la foto, sino también con el "excellent" adjudicado a la claridad de expresión de ideas y a la misteriosa incógnita que deja abierta el texto... creo que la foto es una muy buena toma de esa incógnita.
Guille...
Pd: y más aún disfruté leer el comentario de los espacios...
 
Muchas gracias, Guille. Su comentario es una fresca brisa para mi autestima de subsuelo.
Un abrazo!
 
no papá, no hay que usar palabras raras para hecerse el escritor, solo hay que escribir bien, con gracia, con verdad. Avisa cuando sale tu novela asi la quemo con el comando de la justicia.
 
JAJAJAJAJAAJ encontré este post buscando en el inhóspito internet una forma de depilarme la entrepierna sin quedar tipo camuflada por la irritación como si en vez de depilarmela la sacara de un volcán en erupción en fin , fuera de las metáforas: jaajjaajajaj!!!por elpost y la foto!!!
 
yo soy xica de 12 años y me kiero depilar las cejas y kiero saver si duele muxo con pinzas o con cera?
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?